Espectrofotometría


Espectrofotometría


La espectrofotometría es un método científico utilizado para medir cuanta luz absorbe una sustancia química, midiendo la intensidad de la luz cuando un haz luminoso pasa a través de la solución muestra, basándose en la Ley de Beer-Lambert. Esta medición también puede usarse para medir la cantidad de un producto químico conocido en una sustancia.

DISTINTOS COLORES DE SOLUCIÓN

El estudio de la interacción de la luz (u otra radiación electromagnética) con la materia es una herramienta importante y versátil para la ciencia. De hecho, gran parte de nuestro conocimiento de las sustancias químicas viene de su absorción específica o emisión de luz.

El principio básico es que cada compuesto absorbe o transmite luz sobre un cierto rango de longitud de onda. Supongamos que usted mira dos soluciones de la misma sustancia, una de color más oscuro que la otra. Su sentido común le dice que la de color más oscuro es la más concentrada. En otras palabras, como el color de la solución se profundiza, se deduce que su concentración también aumenta. Este es un principio subyacente de la espectrofotometría: la intensidad del color es una medida de la cantidad de un material en solución.

Un segundo principio de la espectrofotometría es que cada sustancia absorbe o transmite ciertas longitudes de onda de energía radiante pero no otras longitudes de onda. Por ejemplo, la clorofila siempre absorbe la luz roja y violeta, mientras que transmite amarillo, verde y azul. Las longitudes de onda transmitidas y reflejadas aparecen en verde, el color que su ojo “ve”. La energía de luz absorbida o transmitida debe coincidir exactamente con la energía necesaria para transición (un movimiento de un electrón de un nivel cuántico a otro) en la sustancia considerada. Sólo ciertos fotones de longitud de onda satisfacen esta condición de energía. Así, la absorción o transmisión de longitudes de onda específica es característico de una sustancia, y un análisis espectral sirve como “huella dactilar” del compuesto.

En los últimos años los métodos espectrofométricos se han convertido en importantes métodos de análisis cuantitativo. Son aplicables a muchos problemas industriales y clínicos relacionados con la determinación de compuestos que están coloreados o que reaccionan para formar un producto de color. La espectrofotometría visible es el método de elección en la mayoría de los laboratorios que se ocupan de la medición de compuestos orgánicos e inorgánicos en una amplia gama de productos y procesos – en ácidos nucleicos y proteínas, productos alimenticios, productos farmacéuticos y fertilizantes, en aceites minerales y en pintura.

En todas las ramas de la biología molecular, la medicina y las ciencias de la vida, el espectrofotómetro es una ayuda esencial para la investigación y el control de rutina.